No pudo resistirse más a los tremendos pechos de la secretaria

24 min - 3 diciembre 2020 - 2507 visitas

Desde el mismo día que la conoció, este hombre no ha podido dejar de fantasear con la nueva secretaria, ya que la morena tiene unos melones espectaculares. Siempre se la imagina desnuda y se queda embobado mirándola cuando llega al curro escotada. Hasta que una mañana decidió dar el paso y meterse en su despacho para manosear sus grandes pechos y probarlos con sus propias manos. Ella se deja llevar y al final protagonizaron juntos una follada de lo más morbosa de la que se enteró toda la oficina.