La doctora no puede resistirse al pollón de su paciente

08 min - 18 enero 2021 - 2034 visitas

Durante su huida de la policía, este tipo sufrió un pequeño accidente y terminó en el hospital. Lo dejaron esposado a la espera de que alguien le hiciese un chequeo y las pertinentes pruebas para ver que estaba bien y mandarlo al calabozo. Al fin apareció la doctora Monique Alexander, que se quedó a solas con su paciente para examinarle detenidamente, hasta que de repente se fijó en el pedazo de polla que tenía entre las piernas. Le pidió al policía que le custodiaba que los dejase a solas y al final, la tetona no pudo resistirse a chupársela y terminó comprobando que estaba perfecto tras una follada monumental.