Disfrutando del sexo interracial en plena naturaleza

07 min - 1 septiembre 2020 - 965 visitas

Después de salir a correr un rato, parece que le vino un pequeño apretón y esta rubia decidió hacer aguas menores en medio del campo. Un mulato que pasaba por allí la pilló in fraganti y al ver su chochito al aire libre, le echó una mano para limpiarse. Aunque lo cierto es que sus intenciones eran otras y se veían a lo lejos, algo de lo que la chica quiso aprovecharse. Así que sin dudarlo, empezó a besarse con el desconocido y pronto se llevó a la boca la enorme polla que tiene entre las piernas, para luego disfrutarlo en un polvazo en plena naturaleza.