Ama de casa le paga al repartidor con una buena cogida

08 min - 17 septiembre 2020 - 991 visitas

Mientras se preparaba para hacer un postre, la joven Kenzie Reeves oyó el timbre y vio como el cartero aparecía con un paquete para ella. Aunque en realidad, esta rubia para lo único que tenía ojos era para otro bulto que podía notar en los pantalones del cartero. La chica no quiso que se fuese y le ofreció un aperitivo, pero seguramente él no esperaba que se tratase de su chochito. La muy golfa empezó a contonearse desnuda ante sus narices y al final, no pudo evitar aceptar su proposición y marcarse una cogida de lo más intensa sobre la mesa de la cocina con semejante zorra.