Acude a comer a casa de su vecina y no puede evitar follársela

15 min - 20 agosto 2020 - 2409 visitas

No hace mucho que se mudó a un nuevo edificio y parece que ya empieza a conocer a la gente del lugar. En especial a una vecina joven y guapa, que le invita a almorzar en su casa para conocerle un poco mejor. Mientras ella prepara la comida, se queda mirando sus largas piernas y decide meterle mano, algo a lo que la chica responde con una sonrisa y sacando sus tetas naturales a pasear. Pronto el ambiente acaba caldeado y como vemos, los dos se olvidan de comer y terminan pasando una tarde de sexo salvaje por cada rincón de la casa.